Seleccionar página

Para la construcción de cualquier estructura ya sea una vivienda, local, nave, edificio, etc. se necesita de un grupo de profesionales cualificados cada uno en su especialidad, una de esas profesiones es la de fontanería; los fontaneros es una persona cualificada y capacitada en todo lo que se relaciona con las tuberías sanitarias, es decir las tuberías de agua y desagüe, sus funciones son las de instalar nuevas tuberías ya sea en una obra nueva como en una reforma, reparar, en el caso de que exista una fuga de agua y la de hacer un mantenimiento periódico a todo el sistema sanitaria para su correcto funcionamiento.

Los trabajos de los fontaneros

El campo de trabajo de un fontanero es muy amplio, puede trabajar en varios sitios como en una vivienda, un edificio, hospitales, centros comerciales, barcos, aviones, etc., todas las construcciones de las que hacemos uso, tienen un sistema de fontanería que necesitan mantenimiento o una reparación, es un trabajo manual que requiere en muchas ocasiones de mucho esfuerzo físico, utilizan diferentes herramientas, tanto eléctricas como manuales ya que el material de las tuberías son muy variados, pueden ser metales que era con lo que se fabricaban antiguamente las tuberías en las viviendas como pueden ser de PVC, que son más maleables y fáciles de trabajar, pero dependiendo de la envergadura del trabajo y a donde está dirigido el fontanero tiene que saber que material es la más recomendable, si bien es cierto que es un trabajo meramente manual se necesita de conocimientos técnicos.

fontaneria

La fontanería una profesión especializada

Los fontaneros requieren de ciertas habilidades para el cumplimiento de sus funciones, es un trabajo físico por lo que necesita estar en buena forma, mucho de su trabajo implica estar en posiciones nada cómodas, a menudo debe estar flexionado, hablamos de tuberías que están por debajo del suelo o en otras ocasiones debe permanecer en espacios reducidos y pequeños o trabajar en altura, es decir son espacios nada cómodos por lo que para ser un buen profesional en este sector no se puede tener miedo a las alturas ni a sitios estrechos.