Seleccionar página

Cuando se vive en una casa, uno de los principales problemas es la limpieza tejados, techo o tejas, pues suelen acumularse tierra y moho y esto presenta consecuencias la humedad o simplemente rompiéndose. Para muchos esto representa un inconveniente, pero otros no tienen problema en hacerlo, si quieres ser de los que saben muy bien cómo hacer la limpieza de tejados sin sufrir ningún incidente, debes seguir leyendo este artículo.

El mantenimiento es importante

Los techos de tejas son muy resistentes, algunos creen que pueden durar incluso décadas, pero para ello es necesario darle el mantenimiento que se merecen, por lo menos una o dos veces al año.

limpieza-de-tejadosDebes procurar supervisarlas cada cierto tiempo, y sustituir aquellas que estén quebradas o fisuradas para evitar filtraciones en tu vivienda. Para la limpieza del tejado necesitarás: una escalera, guantes, manguera, cloro oxigenado y un cepillo. Esta técnica de limpieza de tejado es conocida como hidro-lavado, te ayudará a mantenerlas limpia y en buen estado.

Pasos a seguir

  • Lo primero que debes hacer luego de colocarte los guantes para proteger tus manos, es aplicar el cloro oxigenado sobre las tejas y dejar actuar por unos 10 a 15 minutos, esto permitirá eliminar la suciedad o alguna mancha, luego puedes estrujar con el cepillo si lo necesitas.
  • Seguidamente, con la manguera, rociar el agua sobre las tejas, no muy fuerte para evitar que las tejas se desprendan, esto te permitirá eliminar la tierra y el moho de las mismas. También puedes usar el accesorio de pistola de presión para ejercer mayor fuerza con el agua.
  • Más tarde puedes lustrar con un trapo seco las tejas para darle un mejor aspecto, incluso si lo deseas y puedes aplicar un producto protector impermeable para darle un aspecto más brillante y evitar las filtraciones de agua o goteras, en el futuro.